Por Maria Martrat Hugué

Origen de los Aceites Esenciales

La historia de la Aromaterapia se remonta a los tiempos de los Faraones en el Antiguo Egipto y llega hasta nuestros días para ser redescubierta, en el siglo XIX ,por los aromaterapéutas franceses, siendo uno de sus máximos exponentes Gatefosse.

Tipos y Propiedades de los Aceites Esenciales

Las esencias naturales, en general, o en forma “líquida” como aceites esenciales o hídrolatos, son sustancias complejas volátiles, resultado de diversos procesos bioquímicos que se producen en las plantas aromáticas y pueden encontrarse en uno o varios órganos vegetales :flores, semillas, frutos, hojas, tallos y raíces.

Se ha demostrado a través de los aromatogramas (antibiogramas de a.e),numerosísimas propiedades terapéuticas de los aceites esenciales.

Entre otras destacan las: antisépticas, antiparasitarias y antibacterianas por su acción antiinfeccíosa, antívirales, antiinflamatorias, analgésicas, vermífugas, antivíricas, etc.

Dependiendo de la forma o los métodos de extracción de la esencia de una planta, las propiedades terapéuticas, pueden ser diferentes.

Así, por ejemplo, el hidrolato de la “manzanilla” limpia e hidrata los párpados y el contorno de los ojos, su aceite esencial es muy adecuado para el lavado del cabello y aclara el color.

La infusión de “camomilla” es muy conveniente para los trastornos digestivos.

A los aceites esenciales que provienen de una misma planta pero que tienen diferentes propiedades y composiciones se les denomina “Quimiotipos”.

Por ejemplo, no se extrae el mismo aceite esencial de la “salvia española” que el de la “salvia francesa”.

En general, salvo muy pocas excepciones (a.e del perejil) los aceites esenciales tienen una densidad inferior a la del agua destilada (1 gramo/ centímetro cúbico).

En realidad la mayor parte de los a.e puros son incoloros, exceptuando el a.e de la “manzanilla” ya que contiene “azuleno” lo que le da un característico color azul.

Recomendaciones

Se debe advertir, que la incorrecta administración de unas determinadas esencias pueden producir efectos secundarios desagradables y en casos extremos intoxicaciones.

Por tanto se deben seguir siempre las recomendaciones de los profesionales.

También es importante indicar que muchos a.e son inflamables y por tanto se deben de tomar las precauciones necesarias al respecto.

No deben dejarse al alcance de los niños, ni guardarlos en recipientes cerrados en contacto con fuentes  de calor.

sanacionnatural.net