El tratamiento, basado en los fundamentos de la medicina tradicional china, favorece la reducción de los síntomas que provocan los alérgenos, además de fortalecer los factores que predisponen la aparición de estos trastornos.

Con la llegada de la primavera aparecen las incómodas alergias estacionales, provocadas mayoritariamente por la floración de las plantas, y que lleva a muchas personas a padecer rinitis, picazón, lagrimeo, hinchazón en ojos y labios, entre otras molestias.

El tratamiento común para las alergias es a base de medicamentos que controlan el sistema inmunológico y antihistamínicos, que ayudan a reducir los síntomas. Sin embargo, estos fármacos suele tener efectos secundarios o no ser del todo efectivos. Frente a esto, tratamientos de medicina complementarios aparecen como una buena alternativa. Este es el caso de la acupuntura, que desde los tiempos de la milenaria China se ha utilizado para el tratamiento de diversas enfermedades.

Gianfranco Maggiolo, acupunturista del Hospital DIPRECA e IntegraMédica y docente de la Escuela Internacional de Medicina y Cultura Oriental, explica que la Acupuntura consiste en la inserción se agujas especiales, estériles y desechables, en puntos específicos del cuerpo, con el objeto de tratar o prevenir enfermedades. “Los puntos seleccionados y el estímulo a aplicar sobre cada uno depende de la evaluación previa del paciente, a fin de comprender la causa del cuadro clínico y la forma más adecuada de recuperar el estado natural de salud. Lo que se intenta es normalizar o regularizar la circulación del Qi, forma en que la medicina china comprende el conjunto de funciones biológicas y sus manifestaciones”.

El profesional agrega que en el caso de las alergias estacionales, la medicina china entiende que, para que se manifieste el cuadro clínico, el paciente debe presentar una predisposición que lo vuelve susceptible a determinados factores, que pueden abarcar agentes congénitos, alimentarios y emocionales, así como patologías previas. “El tratamiento tendrá como objetivo la reducción de los síntomas, pero sobre todo el fortalecimiento de ese «terreno débil», evitando la repetición del desequilibrio o bien reducir el impacto en la vida del paciente al mínimo posible”.

Beneficios globales

Si bien al comenzar la primavera es cuando se produce el peak de consultas por rinitis alérgica, lo ideal es comenzar el tratamiento de acupuntura durante el invierno, con el fin de fortalecer la resistencia a la agresión exterior. “En la medicina china el énfasis está puesto en la prevención. De lo contrario sería ‘como cavar un pozo cuando ya se tiene sed’”, afirma Maggiolo.

Las ventajas que ofrece la acupuntura se observan más allá de las alergias, ya que esta terapia impacta positivamente en la calidad de vida del paciente. “Por ejemplo, un paciente que consulta por rinitis alérgica o migraña, observará una mejoría en eventuales trastornos del sueño, digestivos u otros. Estas manifestaciones clínicas adicionales muchas veces forman parte de un mismo desequilibrio, por lo que un tratamiento que apunte a la raíz mejorará la calidad de vida general del paciente. Además, los efectos la acupuntura suelen mantenerse en el tiempo una vez finalizado el tratamiento”, destaca el acupunturista.

Dependiendo del paciente y el motivo de consulta, los efectos de la acupuntura pueden ser casi inmediatos, pero quienes presentan cuadros crónicos o refractarios a los tratamiento convencionales son los que más se benefician. Asimismo, la experiencia clínica demuestra que la combinación de la medicina convencional y la acupuntura potencia los resultados.

Formación profesional

Gianfranco Maggiolo afirma que una formación sólida en los profesionales acupunturistas, ya sea que provengan o no de otras áreas de la salud, es clave para una adecuada comprensión del proceso fisiopatológico según la medicina china, así como para el diseño y aplicación de estrategias de tratamiento que permitan obtener los mejores resultados para los pacientes.

Para esto, la Escuela Internacional de Medicina y Cultura Oriental ofrece un curso de Acupuntura, que se realizará a contar del próximo año y que entrega los conocimientos y herramientas necesarias para la práctica profesional en Acupuntura de acuerdo a las sugerencias OMS y al reglamento específico de Acupuntura del Ministerio de Salud.

Más información en: http://www.medicinaoriental.cl/