Por Todos Juntos

La vida tiene cosas que nos causan alegría y otras que nos causan tristeza, de eso no hay duda; igual que el sol sale cada mañana (ante nuestros ojos) y se esconde cada atardecer, una y otra vez, eternamente.

Así también hay días radiantes de sol y días nublados y fríos, lo cual muchas veces nos hace maldecir el clima y las molestias que éste nos causa, y sin más, juzgamos las cosas de acuerdo al placer que nos ocasionan, sin pensar que más allá de nuestra sensación hay un mundo entero que existe bajo este mismo “clima” y lo percibe de forma diferente.

Como la lluvia por ejemplo. Hay quienes la detestan y hay quienes la aman, ¿cómo es esto posible? ¿Podemos decir que la lluvia es “buena” o “mala”? Es interesante este ejemplo para entender que necesitamos desarrollar conscientemente una nueva forma de ver el mundo, para comprender que independiente de nuestra sensación particular de agrado o molestia hacia cualquier situación, todas las cosas que ocurren a nuestro alrededor existen por algo, y que nos ocasionen molestias no implica que sean negativas. Todo en el mundo está interconectado, y debemos comenzar a mirar siempre bajo este prisma lo que nos ocurre y lo que se muestra a nuestro alrededor.

La lluvia riega a la tierra que nos da sus frutos, llena ríos, lagos y mares, nos da agua para subsistir, limpia el cielo. La lluvia causa inundaciones, aluviones, frío, trae enfermedades. ¿Qué significa entonces lluvia, cuál es la verdad?

Muchas veces llegan a nuestra vida situaciones que nos provocan profundo malestar y tristeza, peros si tuviéramos la costumbre de sopesarlas cada día con una visión más amplia que nuestra propia sensación, entenderíamos que todo siempre ocurre por algo y para algo, además, siempre después entendemos que era para mejor, cuando alcanzamos una perspectiva más amplia de las cosas.
Por eso propongo, y me propongo, al comenzar cada día, levantarnos, levantarme, pensar en todo lo que ha sucedido y todo lo que nos espera, con una visión y pensamiento positivo; pues a pesar de que algo nos cause dolor o molestia, sin duda mañana lo observaremos con una perspectiva de agradecimiento. Entonces sólo debemos aprender a adelantarnos a los hechos y confiar en que todo está sucediendo para nuestro propio beneficio y crecimiento, aunque nuestros ojos no sean capaces de verlo en cada momento.

www.todosjuntos.cl