Por Nancy Donoso

Para muchos en marzo comienza «la máquina», la inserción en la rutina laboral o académica. Con ello, surge también la posible llegada del estrés, la sobrecarga, el nerviosismo y el mal genio, con todo lo que ello implica para nuestras relaciones y calidad de vida.

Ante esta realidad, se hace vital conectar con una práctica que nos permita enfrentar los desafíos potenciando herramientas internas, y qué mejor si ésta integra dos potentes disciplinas de desarrollo personal, en un ciclo de dos meses para sinergiar recursos en pos de nuestro bienestar, disfrutando y aprendiendo de uno mismo y con otros.

“Biodanza y Flores de Bach” es un ciclo que propone Nancy Donoso, Ingeniera, Docente y Facilitadora de Biodanza desde hace 10 años, quien ha encontrado una enorme satisfacción en ver cómo sus alumnos van sanando y armonizando progresivamente sus vidas en el plano personal, familiar y laboral gracias a esta práctica.

La Biodanza, sistema definido como “la poética del encuentro humano”, es en sí mismo un método integrativo nos cuenta Nancy, pues tiene múltiples elementos como músicas muy diversas entre sí, ejercicios de distintas fuentes y a su vez, fortalece especialmente la integración corporal, emocional y mental.

De esta manera, al preguntarle por cómo se inspiró en la fusión de Biodanza y Flores de Bach, nos dice:

“La integración para mí ha sido un acto muy natural y amigable, luminoso y pleno, está en todo lo que hago e imagino que lo hacemos todos los humanos, ¡vivimos integrando mundos! Y en particular, sobre el integrar las Flores de Bach, nos comenta que surge de la petición de un alumno hace más de 2 años. “Él sentía que la biodanza “lo movilizaba entero… especialmente en lo emocional”. Además, estaba tomando Flores de Bach en ése entonces, y podía apreciar -la buena dupla- los efectos armónicos que se daban en él. Afirmaba que se potenciaba su vitalidad, sus ganas de vivir acompañado y una intensa paz interior.”

Las flores de Bach son conocidas como una terapia energética que ayuda a equilibrar las emociones. De probada eficacia y reconocidas por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Quienes trabajan con ella saben que su influencia en el ser es todavía más amplia que en el campo emocional, pues actúa en los cuatro planos básicos; espiritual, mental, emocional y físico simultáneamente, por lo que se puede considerar no sólo una terapia holística, sino un instrumento de desarrollo humano muy poderoso.

Las 38 esencias del Dr. Bach son preparados bebibles de plantas silvestres, elaborados a partir de flores en su punto óptimo de floración. Fueron descubiertas por el prestigioso médico, bacteriólogo y homeópata Edward Bach en la década de los años ’30.

El sistema floral de Bach es un sistema completo en sí mismo, puesto que abarca todas las emociones y estados mentales básicos del ser humano, es esto es lo que la hace tan rica y potenciadora de la Biodanza, pues la propuesta de este ciclo es ir a través de las vivencias y el poder deflagrador de la música a explorar en la propia naturaleza humana, en toda su paleta de emociones para adquirir autoconocimiento y dar nuevos bríos, luces y fuerza al alma… integrando las cualidades de las flores que se requieran para brillar en este año 2014.

Nancy Donoso también realiza ciclos de Biodanza y Reiki, Biodanza y Masajes, Biodanza y Autocuidado, Biodanza Tribal, Biodanza y Tango, entre otros. Éstos se realizarán en Arcaluz con un costo de $25.000 mensuales.

www.biodanzanancydonoso.cl