Existen muchas personas que buscan bajar de peso rápidamente. Esto se da especialmente antes del verano o tras este, para perder los kilos de más obtenidos en vacaciones o simplemente para lucir mejor. Hay que señalar que no existe un receta mágica, pero si se pueden seguir algunas pautas de conducta para mejorar la salud y bajar de peso. Entre estas pautas, las más importantes tienen que ver con la alimentación y la actividad física. Si se lleva una dieta adecuada, es probable que le sirva para eliminar la grasa sobrante y si se suma a una rutina de ejercicios, será lo óptimo.

Antes de comenzar una dieta para bajar de peso o una rutina de ejercicios, se debe considerar que el peso del cuerpo disminuirá dependiendo de si se sigue una rutina saludable de manera constante y si no se llevan a cabo excesos, como ejercitarse demasiado al iniciar actividad física después de años o dejar de comer drásticamente la cantidad o tipos de alimentos que solía consumir. Todo debe hacerse a su tiempo y de manera gradual. Es decir, partir de a poco hasta subir de grado (empezar a comer menos y mejor de forma paulatina. En el ejercicio, lo mismo, comenzar con actividad física suave e ir subiendo de nivel con el paso de los días).

Fórmulas correctas

Tratar de bajar de peso en pocas semanas puede llegar a ser incluso más peligroso que la obesidad. Por esta razón es que no existe un sistema de dietas y ejercicios para todas las personas. Cada uno debe adecuarse a un plan específico, dependiendo de su edad, contextura física, etc. Lo que si existen son pautas de comportamiento para reducir peso en poco tiempo y que por lo general se pueden aplicar al común de la gente. Estas son:

  • Tener un compromiso público: esto se refiere a que si quieres perder peso, no debes esconderlo a nadie, especialmente si se trata de familiares. Muchas personas lo esconden, por lo que se ven complicados en comidas familiares u salidas con amigos, cuando existe la posibilidad de comer cosas que no estén en tu dieta. Si la gente sabe, entenderá por qué te excluyes de ciertos alimentos. También se debe entender que habrá un esfuerzo para lograr la baja de kilos, ya que no son recomendables los productos “quema grasas”.
  • Dormir lo suficiente y acudir al baño: lo mejor y más recomendado es dormir lo suficientes (8 horas). Esto es importante para comenzar a bajar de peso, ya que el dormir poco engorda. Según un estudio de la Universidad de Chicago, si no se duerme lo necesario, se producen más hormonas estimulantes del apetito y se inhibe la saciedad. A esto se suma que hay que tratar de acudir al baño todos los días, ya que si el sistema digestivo trabaja bien, será más fácil perder peso.
  • Beber mucha agua: el tomar mucha agua es una de las cosas más importantes si se quiere bajar de peso. Se recomienda por lo menos beber unos dos litros de agua diario. El agua hace disminuir el apetito naturalmente y le sirve al organismo para metabolizar grasas. Estudios señalan que al beber más agua, disminuyen los depósitos de grasa.
  • Conciencia y agenda: es importante tomar conciencia de los beneficios que traerá el adelgazar, en el sentido de la salud. Hay que saber que esto, nos proporcionará menos probabilidades de sufrir afecciones cardíacas, algún cáncer asociado a la obesidad y una reducción del colesterol. Esto mejora la voluntad para comer sano y hacer ejercicio. La agenda se refiere a ir anotando el peso con que se partió antes de empezar la rutina para bajar de peso. Ver si se siente algún dolor de estómago, de cabeza, etc. Llevar un registro de cómo nos vamos sintiendo.
  • Ejercicio físico: es una de las acciones más importantes para disminuir de peso. La actividad física es el mejor complemento para la alimentación. Esta nos hace mejorar muchas funciones del organismo, nos mantiene activos y hace que eliminemos la grasa sobrante, entre otras ayudas.
  • Comida: para bajar en menos tiempo de peso, es bueno comer menos cantidad y más veces en el día. Se pueden comer entre cinco a seis comidas por día en porciones pequeñas. Algunos alimentos como legumbre o frutas y verduras son muy recomendables de consumir, ya que tienen mucha fibra y nos entregan muchas vitaminas. De las grasas hay algunas buenas, como los ácidos grasos omega 3 y 6, que están en casi todos los pescados, en nueces, paltas y otros alimentos. Esos reducen el colesterol malo y nos ayudan a controlar el peso.

www.sanoynatural.cl