Por Luís Lima

Luego de ocho kilómetros corriendo, comencé a sentir dolor en el pecho, una fuerte puntada. Hice lo que habitualmente hago: bajar el ritmo, dar pasos más cortos y respirar pausadamente. Pensé entonces que tal vez podría mantener la carrera, simplemente respirando más lento. Se me ocurrió además, que podía aplicar Reiki en el Chakra del Corazón. No se me hizo fácil llevar las manos al pecho mientras corría, y muy rápidamente tuve que bajarlas nuevamente, luego de aplicar el símbolo de poder. El ritmo cardíaco se armonizó luego de hacerlo, y pude lograr mantener una respiración relajada mientras aumentaba la velocidad e intensidad de mi carrera, obteniendo aliento más que suficiente para los cinco kilómetros restantes.

No necesité muchas carreras más, para percibir y entender que era tiempo de aplicar Reiki en mis placenteras carreras a través de las rutas costeras. Además de los símbolos, a los que recurro siempre para visualizar objetivos determinados, tengo siempre presentes los 5 principios Reiki. Cuando no estoy en medio de mis momentos de placentera carrera, cuando el espíritu divaga demasiado y el foco se pierde, inspiro «Sólo por hoy», y expiro «estoy en paz», expiro «confío», y así sucesivamente, pero aplicando uno a la vez, con mucha calma. Me ha sucedido que durante dos kilómetros pienso “Estoy agradecido”, y luego a doscientos metros de finalizar pienso “Soy bondadoso”.

CONSEJOS PARA INTEGRAR REIKI AL MOMENTO DE CORRER

Les dejo éstas sugerencias a los practicantes Reiki que también corren o a los corredores que practican Reiki. Quien no conozca o comparta ninguna de estas prácticas, siempre puede tratar de correr y/o tratar de meditar con los cinco principios Reiki:

-Tan solo por hoy, no te enojes

-Tan solo por hoy, no te preocupes

-Tan solo por hoy, sé agradecido

-Tan solo por hoy, da lo mejor de ti

-Tan solo por hoy, honra a todo ser

DISTANCIA: Antes de comenzar a correr, visualiza el recorrido que pretendes completar, diseñando mentalmente un símbolo elástico que se extiende por toda la distancia, tendido en el suelo, como una alfombra brillante. Será útil visualizar este símbolo brillante, al mismo tiempo que avanzas paso a paso, representando un posible trayecto de la vida, que allí experimenta su extensión espacial y temporal, ayudando a transformar las suelas de tus zapatos en las suelas del viento.

ARMONÍA: A lo largo del recorrido, puedes insertar diversos símbolos de armonía, en la búsqueda del equilibrio, como duchas refrescantes que nos mantienen a tope y en permanente armonía con el suelo, con el horizonte y el cielo, mientras respiramos con mucha calma.

PODER: En el pecho / corazón – núcleo energético de este viaje – el símbolo de poder activa la fuerza y trae al cuerpo, en particular a los músculos, el vigor y el placer de correr. Y nada mejor que colocar en la planta de cada pie, un símbolo de fuerza, que sirva de raíz plantada para un contacto vital con la energía de la tierra. Al mismo tiempo, por su forma, estos símbolos pueden ser utilizados como soportes, para que, en cada pisada, transformen la resistencia de la gravedad en un movimiento de impulso elástico.

NOTA FINAL: Estas son apenas algunas propuestas personales, pero podemos encontrar muchas combinaciones y aplicaciones de Reiki al correr. Luego hablaremos de otras, sin olvidar que existen también diversas formas de correr y muchas posiciones posibles para desbloquear y limpiar la circulación energética y para hacer de cada ruta, un placentero momento de vida.

Fuente original: www.associacaoportuguesadereiki.com/