Este domingo 24 de septiembre recordamos con mucho aprecio el nacimiento del distinguido Dr. Edward Bach, quien nos sigue inspirando en su 131 cumpleaños, agradecemos su dedicación, intuición y su sabiduría.

El Dr. Edward Bach creó un sistema de remedios florales que permiten conectarnos con la voz de nuestra alma y generar un cambio de consciencia para reconocer y corregir nuestros errores. También nos entregó una filosofía de vida, que se basa en las “Verdades Fundamentales” que señalan:

  • El hombre tiene un alma que es su ser real.
  • Somos personalidades y existimos para lograr conocimiento y experiencia.
  • Nuestra vida no es más que un momento en nuestra evolución.
  • El conflicto entre el alma y la personalidad es la causa de la enfermedad e infelicidad.
  • La unidad de todas las cosas.

De acuerdo a estas verdades fundamentales, el alma es la parte divina contenida en la naturaleza del ser humano, otorga a éste su identidad “real”, el cuerpo es la morada transitoria del alma. El hombre encarna para obtener conocimiento, experiencia y buscar el sentido de su vida,  cada ser humano cumple una función, la cual incide en el sentido evolutivo propio y del todo.

El conflicto entre el alma y la personalidad (que está compuesta por cuerpo, mente y emociones), es lo que causa la enfermedad: “…La enfermedad es la consecuencia de la resistencia de la personalidad frente al liderazgo del alma que se manifiesta corporalmente. La enfermedad se presenta cuando hacemos oídos sordos a la voz suave y delicada, y olvidamos la divinidad que hay en nosotros, o cuando intentamos imponer a otros nuestros deseos o permitimos que sus propuestas, ideas y órdenes nos influyan…“.

En su filosofía, la visión de la enfermedad no es algo negativo, sino, por el contrario es una oportunidad de vida: “…La enfermedad, en apariencia tan cruel, en sí es beneficiosa y existe por nuestro bien, y si se la interpreta correctamente nos guiará para corregir nuestros defectos esenciales…”. Para el Dr. Bach las enfermedades son defectos como el orgullo, la crueldad, el odio, el egoísmo, la ignorancia, la inestabilidad y la codicia. Cada uno de esos defectos, serán el origen de la enfermedad y base de todos nuestros sufrimientos y producirán un conflicto que necesariamente se manifestará en el cuerpo físico, provocando un tipo específico de enfermedad.

La filosofía del Dr. Bach nos enseña la importancia de reconocer la existencia de una esencia divina contenida en todos los seres humanos, y nos entrega los remedios florales que abren nuestros canales para escuchar la voz del alma y desarrollar las virtudes que cada persona posee, guiándonos en dirección a la propia perfección para vivir saludable y felizmente.

“Probablemente, la lección más importante de nuestras vidas sea aprender a ser libres, libres de las circunstancias, de nuestro entorno, de otras personalidades y por sobre todas las cosas, libres de nosotros mismo”
– Dr. Edward Bach –

ONG Naturópatas para Chile
Joselyn Toledo Vega
Presidenta

naturopatasparachile@gmail.com

www.facebook.com/naturopatasparachile