Por Free Mind

“Hace tiempo le pedía a gritos al universo que me diera una pausa grande”, así explica Patricia el inicio del cáncer de recto distal que remeció su vida.

A mediados de octubre del 2013 Patricia  comienza a sentir que una parte de su cuerpo no estaba conectada con su esencia, mantenía la intuición que una enfermedad estaba recorriendo parte de su organismo. Comenzaron las molestias, fiebre y preocupaciones, había un cambio que estaba alertando un problema. El  estar en un camino de conciencia le permitió darse cuenta que su cuerpo estaba “gritando”  inconvenientes,  estrés e inconformidad laboral.

A la edad de 38 años su vida  le daba una  gran oportunidad para hacer cambios e iniciar un nuevo camino. “Tuve que detenerme y ver que tenía que observarme dentro y fuera de mi cuerpo físico”, fue en ese instante que gracias a Free Mind pudo sobrellevar un trauma (cáncer) positivamente.

“Para mí free Mind fue el rescate para salir de mi nube negra, quienes me ayudaron a trabajar para algo y no para alguien. En simples palabras comencé a encontrarle sentido a mi vida, a divertirme con otras cosas y darle brillo a mi corazón. Free Mind Cóndor Blanco es un método para trabajar sobre  mis  pensamientos y liberarme de lo que me estresa.  Es una forma de entender que la realidad depende de cómo yo la interprete y eso, sin duda, te ayuda a vivir más feliz y sobre todo en poder enfrentar un cáncer en forma tranquila y viviéndolo como una oportunidad  de revisar qué cosas estoy haciendo mal”, enfatiza.

Gonzalo Campaña, médico cirujano de la Clínica INDISA, señala que “a pesar que cuando doy la noticia a mis pacientes de un tumor maligno, el mensaje es que deben tomarlo con fuerza y empuje, Patricia siempre lo tomó espontáneamente con optimismo y llena de fuerza. Todo el proceso fue con una visión positiva que sin duda colabora en la recuperación”.

Con gran firmeza Patricia describe su enfermedad como un proceso que duró nueve meses, como el inicio de un nuevo comenzar, lo que demora engendrar una persona. “Yo renací, hoy soy una nueva persona”.

Al preguntarle, ¿qué consejo les darías a las personas que están pasando por algún problema similar al tuyo?

Cualquier cosa que parece fea o mala, hay tres cosas hermosas alrededor. Cada segundo es un milagro, cada minuto es una vida. Que el amor por mí y mi enfermedad es el mejor remedio para sanarse de un cáncer. Sin Free Mind no hubiera podido darme una oportunidad para trabajar conmigo y poder ir profundo y transformar mi vida, concluye.

www.facebook.com/freemindcb.cl