Por María Angélica Martin
Ing. en alimentos U. de Chile

Seguramente la mayoría de las personas que está leyendo este post, ha escuchado o sabe sobre las maravillas del aceite de oliva, pero muchos aún no saben sobre las bondades del aceite de coco y es por eso que aquí quiero contarles de algunas de las cualidades del aceite de coco y de porque deberían incorporarlo en su dieta.Quizá al leer lo anterior pensaste, que el aceite de coco se usa en bronceadores, pero en mi comida NO!!!

La grasa saturada es mala, y si la como, puede tapar mis arterias y me puede dar un ataque al corazón!!

De acuerdo a las recomendaciones nutricionales dietéticas de los últimos tiempos, que dicho sea de paso tienen a buena parte del mundo sumergido en una epidemia de obesidad, las grasas saturadas son las culpables del alza del colesterol y las enfermedades coronarias, y según ellos los países que consumen más grasas saturadas tienen altos índices en esa materia.

Por eso el aceite de coco fue condenado en el pasado, pero la historia y muchos estudios más recientes nos dicen que esa no es la verdad (1) No todas las grasas saturadas son iguales, y algunas como las del coco son muy saludables.

Existen 2 formas de clasificar las grasas. El primero por su nivel de saturación (cantidad de hidrógenos en sus enlaces: saturadas, mono insaturadas y poli insaturadas). Otra forma de clasificarlas es por el largo de cadena de carbonos o tamaño molecular.

El aceite de coco es un aceite vegetal que se obtiene del coco (Cocos nucifera) y que está compuesto mayoritariamente de triglicéridos de cadena media (ácido láurico, cáprico y caprílico) también conocido como ácidos grasos de cadena media (MCFA por sus siglas en inglés) y que tienen un efecto positivo en el corazón (2, 3)

El ácido láurico una vez digerido pasa a manolaurin de gran poder antiviral, antibacteriano y anti fúngico.y de ácido laúrico que un poderoso agente desinfectante que mata bacterias, hongos (incluida la cándida albicans), virus y protozoos. (4)

El aceite de coco no taponea las arterias y es usado por el cuerpo como fuente de energía rápida, sin acumulación de grasa porque es uno de los pocos alimentos que contiene MCFAs que son utilizados de manera diferente por el cuerpo que las otras grasas (5)

Mientras que otras grasas se almacenan en las células de cuerpo, los MCFA se envían directamente al hígado, vía vena porta. Donde son metabolizados rápidamente vía oxidación beta induciendo por la dieta la termogénesis (de forma muy similar a lo que sucede con los carbohidratos).  El alimentar animales con aceites vegetales  para engordarlos, y con aceite de coco para que su carne sea magra, es un truco largamente conocido en la industria cárnica (6 y 7)

Los ácidos grasos de cadena media del aceite de coco no participan ni en la síntesis ni el transporte del colesterol. (8) Es más, en diversos estudios se ha determinado que el aceite de coco ayuda a elevar al colesterol bueno o HDL, y baja el colesterol malo o LDL.

Gracias a que esta rápida y fácil absorción se alivia el trabajo del páncreas, el hígado y el sistema digestivo y es por eso que el aceite de coco ayuda a acelerar el metabolismo. (9, 10)

Otra ventaja comparativa del aceite de coco, es que por ser prácticamente el único alimento que contiene ácidos grasos de cadena media (MCA); al diferencia del resto de las grasas, no necesita ni enzimas pancreáticas ni bilis para su digestión, por lo que resulta ideal para las personas a las que se le ha extirpado la vesícula biliar y/o tienen dificultades para digerir las grasas, o en general, para personas con problemas digestivos o de hígado. De hecho se usa en alimentación parenteral y de recién nacidos.

Se ha demostrado que luego de comer una comida que tenga aceite de coco el metabolismo se eleva hasta por 24 hrs, quemando más calorías,  lo que produce perdida del tejido graso, y un aumento de la tasa metabólica y de la termogénesis  (11, 12) por lo que es adecuado para las personas que están buscando bajar su porcentaje de grasa (13, 14)

El resto de los aceites vegetales están compuestos por ácidos grasos de cadena larga, que son descompuestos en el hígado en ácidos grasos libres, que luego se reagrupan y se depositan en el tejido adiposo (15)

Muchas culturas y países, especialmente los del Asia Pacífico como la Polinesia, Indonesia, Sri Lanka, India y Filipinas, han usado el coco y su aceite como parte integral de su dieta y de su vida diaria, y se han beneficiado de sus propiedades. Ellos no sólo tienen bajos niveles de colesterol, sino que también bajas tasas de enfermedades cardiacas y morbilidad por esa causa (16,17)

 

OTROS USOS DEL ACEITE DE COCO

El aceite de coco también se puede usar como desmaquillante, limpiador de superficies, antifrizz para el pelo, etc., y sobre todo algo que para las que son mamás/papás les va a gustar mucho, es que también es un gran antipiojos.  De acuerdo con una investigación publicada en el European Journal of Pediatrics, se descubrió que una combinación de aceite de coco y anís fue casi dos veces más efectiva que la loción de permetrina (clásico químico anti piojos) que comúnmente se prescribe para tratar los piojos (18)

También se han hecho estudios para ver su efecto como humectante en pieles deshidratadas (19)

Evidentemente al igual que cualquier aceite vegetal, el aceite de coco no tiene colesterol, ya que el colesterol es una grasa animal.

Para cocinar es particularmente recomendable por su alto punto de quemado, no así el aceite el aceite de oliva que a altas temperaturas puede oxidarse, y perder sus propiedades.

Mejor deja el aceite de oliva para aliñar ensaladas o hacer salteados rápidos o temperaturas medias o bajas.

 

¿Y QUÉ PASA CON LAS CALORÍAS?

Cuando tu dieta es sana y no tienes problemas de peso, no es necesario contar calorías y el mero hecho de cambiar grasas malas por esta buena, será un gran beneficio.

Seguramente la adición de esta grasa te ayudará a estar más saciado y tener menos hambre,  lo que hará que tus elecciones en comida también sean mejores, además de aumentar tu metabolismo y ayudarte a perder grasa

Si estás tratando de perder grasa y estás monitoreando tus calorías, debes contar el aceite que agregas cuando cuentas tus macros. Ahí puedes tener en cuenta que el aceite de coco tiene un gran efecto termogénico y por eso su aporte calórico es de sólo 6,8 calorías por gramo, y no de 9 cal/g como la mayoría de las grasas.

Es por eso que si quieres mejorar tu salud y también bajar tu nivel de grasa el ideal es cambiar la grasa tradicional por aceite de coco.

El aceite de coco virgen lo puedes encontrar en tiendas naturales, emporios orgánicos y ahora hasta en supermercados tradicionales.

aceleratumetabolismo.cl