Por Pamela Iturra (Instructora de yoga)

Los primeros yoguis fueron personas que sintieron en lo más profundo de su alma el llamado espiritual y se retiraron a las junglas, los bosques y las montañas para concebir y ensayar técnicas para la elevación de la consciencia y la liberación espiritual. Trabajaban sobre sí mismos en la grandeza de la naturaleza, en los lugares puros, silenciosos y sin contaminación, conectados con las potencias y energías cósmicas, capaces de amplificar la consciencia y permitir que las energías fluyan más libremente.

En la naturaleza el prana o fuerza vital parece adquirir mayor intensidad y nuestro cuerpo es un receptáculo de distintas energías y movimientos. La respiración es lo más evidente que tenemos de movimiento, cuando nuestra respiración esta agitada todo el cuerpo lo esta, y cuando la respiración es profunda una gran paz y tranquilidad se percibe y se proyecta alrededor. Como receptáculos podemos contener fuerza vital y transmitirla.

Los yoguis sabían de esto, por ello cultivaban su relación con la naturaleza, como un aspecto irrenunciable, ya que su contacto con la fuente vital contenida en la naturaleza viva y divina era lo único que les importaba.

Hoy día en nuestra sociedad moderna debemos cultivar el contacto con la naturaleza. Por ello los retiros de yoga son momentos de receso y de conexión con uno mismo. Descansar, meditar, practicar yoga para limpiar el cuerpo, la mente del estrés diario y recargar energía en un lugar que sea propicio para ello.

Si estás estresado y necesitas desconectar de tu día a día, lo mejor que puedes hacer es un retiro de yoga en la naturaleza para recuperar tu energía vital disfrutando de la naturaleza y de su maravillosa energía.

Habitualmente los retiros de yoga se hacen en lugares donde reina la paz, situados en bosques, lagos o cerca del mar o de ríos, para disfrutar de todos los elementos que la naturaleza nos ofrece.

Quienes asisten a un retiro de yoga buscan desconexión, calma, paz interior, herramientas para aprender a relajarse y mejorar su calidad de vida.

También hay una parte de convivencia con las demás personas que comparten esta experiencia y se logra una muy buena compañía.

Te queremos invitar desde el 13 y el 21 de septiembre a un maravilloso retiro de autosanación y relajo en el Lago Rupanco (Chile).  Tendremos una estadía que te llenará de energía: yoga con Pame por las mañanas y meditaciones con Amrit por la tarde.
Alimentación balanceada y la belleza de las montañas y el lago.

Más info en: www.anandaji.com