Felipe Landaeta
Psicólogo Transpersonal

Coco cuenta la historia de un niño que quiere ser músico y debe enfrentarse a la tradición familiar de ser zapatero. En la familia hay un tabú en relación a un antiguo miembro de la familia que se dedicaba a la música, por lo que la música está prohibida.

Coco nos habla del impulso de la psique colectiva familiar a buscar la validación e incorporación de todas las miradas que han sido parte. En términos de Bert Hellinger, creador o conceptualizador de las Constelaciones Familiares, nos podríamos referir a la necesidad de incluir. Para Hellinger cuando se han excluido personas de la familia queda una herida que volverá a emerger en futuras generaciones. Esto tensa el sistema en busca de una solución a lo que ha quedado abierto. De esto se desprende que los sistemas humanos tienen vida, o consciencia mejor dicho, y nos son estructuras estáticas.

En el caso de la película Miguel tiene un talento natural por la música y de alguna manera se encuentra buscando aquello que ha sido excluido de la familia. La consciencia tiene una tendencia a la actualización, es decir en dirección a la expansión, hacia la totalidad como diría el Dr. Stanislav Grof. Y en este movimiento hacia mayores grados de integración Miguel busca sin saberlo llevar la consciencia familia a un nivel más equilibrado o armónico.

El reencuentro entre quienes se separaron, el enfrentamiento y presentación del conflicto entre las partes, el sostener la tensión hasta que se produce una resolución, en este caso la reconciliación, el perdón y la vuelta del amor, nos habla del proceso de curación tanto individual como colectivo.

Por otro lado Coco nos muestra esto que parece tan mágico en procesos como las Constelaciones Familiares, la Respiración Holotrópica, los estados alterados en general, y en el Focusing: la vuelta al pasado que cambia el futuro. Cuando volvemos al pasado para reparar y cerrar aquello que quedó inconcluso esto definitivamente cambia la experiencia en el presente, la forma de llevar en el cuerpo dicho asunto, y nuestra mirada o estado de consciencia. De allí que las posibilidad para el futuro cambien y se abren caminos muchas veces insospechados. La búsqueda de Miguel en la película nos recuerda que cambiar el pasado es cambiar el futuro

Por otro lado Miguel nos recuerda que individuarse, crecer y madurar muchas veces implica decisiones difíciles. El trascender las tradiciones familiares para nadie ha sido fácil, menos cuando el sistema familiar se resiste de variadas maneras. El peso de la historia influye, sin embargo la llama de la consciencia, la pasión, el llamado interior muchas veces se impone y nos lanzamos al vacío en ese salto de fe que se relaciona con seguir esa voz profunda que clama por nosotros. Es nuestro propósito tocando la puerta, y está allí esperando, tal como una semilla viva esperando por germinar en nuestra tierra, siempre y cuando seamos la tierra fértil que ella requiere.

 

www.holotropica.cl