Los berries son frutas que se han expandido en su consumo de manera importante, especialmente por sus nutrientes y su rico sabor, entre otros factores. Estos son llamados frutos del bosque y corresponden a las frambuesas, frutillas, moras y arándanos. También existen otras menos conocidas como el maqui, grosella, calafate, etc. Son muy refrescantes para épocas de mucho calor, como en el verano. Estos son muy llamativos, por su color, forma y sabor, lo que hace que sean muy utilizados para elaborar postres, tortas, kuchenes, helados, jugos e incluso para decorar otro tipo de platos y comidas no dulces. Estos frutos se caracterizan por ser de tamaño pequeño y se les considera como una importante fuente de bienestar y juventud.

 

PODERES CURATIVOS

Los berries son frutos que aportan una gran cantidad de fibra por porción, son bajas en calorías, y tienen cero colesterol, lo que hace que sean elementos excelentes para aportar energía al cuerpo y mantenerlo saludable. Además cuentan con mucha cantidad de vitamina C, ácido fólico y otros compuestos importantes. Estos frutos pequeños son ricos en antioxidantes, minerales y vitaminas. Actualmente, existe consenso de que son beneficiosos para la salud. De hecho, muchos estudios avalan este planteamiento. Es por esto que se recomienda adherirlos a la dieta de las personas.

Existe evidencia científica que plantea que consumirlos regularmente, reduciría el riesgo de contraer enfermedades cardiovasculares, crónicas, neurodegenerativas y algunos cáncer, particularmente por su poder antioxidantes, anticancerígenos y antinflamatorios. Incluso sirve en la prevención de enfermedades que tienen que ver con tumores malignos, mutaciones, daños de hígado y retina, del sistema nerviosos o problemas de memoria. Así varios tipos de cáncer y otros males relacionas con la inflamación de tejidos y la oxidación, podrían ser neutralizados.

Estos frutos además, actúan como protectores de las células, restringen la capacidad de multiplicación de células cancerosas que producen tumores y cuida a las neuronas frente a procesos neurodegenerativos. Así se reduce el daño y la oxidación cerebral. En relación a la diabetes, estos frutos sirven para reducir la tasa de absorción de glucosa, que influye en el control de la enfermedad. Estudio del Instituto de Nutrición y Tecnología de los Alimentos (Inta), destaca las potencialidades de estos frutos, que contienen muchos micro y macronutrientes. Los investigadores plantean que sus beneficios se deben principalmente a su gran cantidad de polifenoles y fitoquímicos.

 

TIPOS Y PROPIEDADES

El territorio nacional es una zona privilegiada para la producción de frutas como las berries. Chile es actualmente el principal exportador del hemisferio sur. La demanda por estos frutos secos en el exterior, ha crecido muchos en los últimos años. De hecho, las exportaciones de berries se acercan a los 200 millones de dólares, según la Oficina de Estudios y Políticas Agrarias (ODEPA) del ministerio de Agricultura. La producción se concentra entre la IV a la X región. Estos son algunos de los tipos de frutos más consumidos:

  • Frutilla: científicos norteamericanos descubrieron que es una de las frutas con más cantidad de vitamina C, E y betacarotenos, comparada con otras 11 frutas con poder antioxidante. Esto es en relación gramo a gramo.
  • Frambuesa: esta fruta es rica en vitamina C, y contiene hierro, calcio, potasio y magnesio, minerales muy importantes y que son bien absorbidos por el cuerpo por la vitamina C. Su fibra mejora el tránsito intestinal.
  • Arándano: son buenos antibióticos, desinflamatorios y antioxidantes. Investigaciones han demostrado que tiene un alto número de antioxidantes, por lo que es muy bueno para prevenir cáncer. Estos mismos antioxidantes incrementan la cantidad de colesterol bueno y retrasan el envejecimiento. Otro de sus compuestos, es el ácido hipúrico, que alivia problemas de infecciones. Además le da mayor fuera a las paredes de los vasos capilares.
  • Mora: estas son ricas en vitamina E, lo que la hace ser potente para tratar y prevenir afecciones circulatorias. También tiene vitamina C, que junto a la E, son buenos antioxidantes. Al ser rica en pectina, disminuye los niveles de colesterol en la sangre.

sanoynatural.cl/