Por Fausto Ramírez

Los beneficios que el ajo aporta a la salud son conocidos en todo el mundo y desde hace varios siglos. En efecto, contiene una gran cantidad de sustancias que ofrecen al organismo los instrumentos indispensables para un buen funcionamiento, y de una manera completamente natural.

La mejor manera de aprovechar los beneficios del ajo es consumir el jugo crudo, puesto que se consume como un condimento. La mayoría de sus propiedades se pierden en el momento de la cocción. Entre los componentes del ajo, podemos evocar las vitaminas A, B6, C y E, así como minerales como el calcio, el cobre, el azufre, el manganeso, el hierro, el potasio, el selenio y el fósforo.

Los usos medicinales del ajo

Entre los usos más interesantes del jugo de ajo, hemos escogido algunos:

  • Se ha demostrado que es de gran ayuda para las personas que sufren resfriados frecuentes, asma u otras complicaciones del sistema respiratorio.
  • En efecto, aumenta las defensas del organismo, haciéndolo más resistente al ataque de muchos virus y bacterias que encontramos en el ambiente.
  • El consumo frecuente el jugo de ajo ayuda aprevenir las enfermedades del sistema circulatorio, siendo un medio eficaz para mantener una salud cardiovascular efectiva, una presión arterial correcta y aumentar el colesterol bueno, lo que evita una cantidad exagerada de placas de ateroma en las arterias.
  • Además, reduce la posibilidad de formación de coágulos en las arterias, lo que es muy útil para prevenir las hemorragias cerebrales que, en la mayoría de los casos, son problemas irreversibles. En muchos estudios se ha demostrado que las personas que consumen a diariojugo de ajo tienen menos riesgos de desarrollar ciertos tipos de cáncer, como por ejemplo, el de pulmón, el de estómago y el de colon.
  • También sabemos igualmente que estos potentes componentes forman un producto con excelentes propiedades antibacterianas, antivirales, antifúngicas y antimicrobianas. Por todas estas razones, el ajo combate todos los tipos de infección.

Consejos para beber el jugo de ajo

El jugo de ajo se puede beber de la siguiente manera:

  • Dos o tres zanahorias
  • 2 dientes de ajo
  • Una manzana
  • Algunas ramitas de perejil
  • Un trocito de jengibre
  • Todos estos ingredientes se colocan en una batidora con dos vasos de agua, se mezclan y luego se filtra. Conviene beber este jugo en ayunas todos los días.
  • Dos manzanas
  • Un pimiento
  • Un diente de ajo

Otro ejemplo de jugo de ajo:

Este jugo se debe preparar con un vaso de agua y beberlo en ayunas.

¿Sabías que puedes beber jugo de ajo para mejorar tu salud? Al principio puede que te parezca un poco fuerte su sabor, por eso es importante que elijas la receta que más te guste de las dos que te brindamos. ¡Cuéntanos tu favorita!

otramedicina.imujer.com