Por Viviana Puebla

Mucha gente siente que no puede recordar los sueños. La rutina diaria y los cientos de problemas a resolver asaltan la mente y se llevan esos momentos al despertar que tiene ese dejo de sensación de haber cruzado de un mundo a otro.

Sin embargo, de acuerdo a estudios científicos, todos soñamos al menos unas 4 o 5 veces cada noche. Y en esos momentos en que estamos soñando muchas cosas le están pasando a nuestro cuerpo y mente.

Se ha especulado mucho durante los últimos años acerca del soñar, la conciencia del que sueña y cómo los sueños afectan nuestro estado de ánimo y comportamiento.

Por ejemplo, se ha descubierto que gran parte de las causas del despertar y estar molesto con tu pareja sin motivo aparente se debe a que tuviste un sueño donde ocurría una situación inesperada o desagradable, puede ser que soñaste que estabas siendo engañada y al despertar esa sensación continúa.

Como no sabemos escuchar los sueños, le damos un significado literal y una parte de ti inmediatamente comienza a sospechar sobre posibles engaños y actitudes falsas de tu pareja.
Esta situación crea tensión y malestar y a la larga se refleja en posibles rupturas.

El estado de ánimo afecta nuestra conducta y el exceso de estrés, preocupaciones y falta de tiempo, afecta nuestro estado de ánimo.

Es así que se produce un ciclo del que nos es muy difícil salir a no ser que nos detengamos un momento y podamos centrarnos para tomar un respiro y darnos cuenta de qué es lo que “realmente” está ocurriendo.

Un buen ejercicio que puedes hacer cuando te sientas abrumado es tomarse unos segundos, siéntate, cierra los ojos y coloca las palmas de tus manos sobre tu corazón. Pon atención a la respiración: siente el aire entrar y salir de tu nariz. Si un pensamiento te interrumpe, no importa, sigue respirando con los ojos cerrados por un minuto, trata de sentir tus manos sobre el pecho.

La respiración consciente ayuda a que tu mente se centre unos momentos, al llevar la atención a la sensación física automáticamente te relajas y la circulación de la sangre vuelve a la normalidad.

Recuerdas la postura de los guerreros?  Al encontrarse abrumados en el campo de batalla, se detenían y dejaban caer, apoyándose en una rodilla y cerrando los ojos mientras dejaban descansar las manos sobre esa  pierna.   Este ejercicio es muy poderoso, ayuda a que vuelvas a tu centro y te relajes, inclusive en medio de una batalla.

Cómo hemos ido perdiendo esta sabiduría corporal sobre qué hacer cuando estamos abrumados con alguna emoción, no queda otra para el cuerpo, que vivir a término las experiencias que nos estamos negando en la vida diurna. Así, tenemos sueños donde nos sentiremos escapando de asesinos implacables; sueños donde vamos a dar un examen y nos sentimos expuestos y muy mal preparados; sueños donde el cambiarnos a ese nuevo trabajo que nos ofrecen (y que de día nos parece fantástico) se transforma en una versión psicodélica de un apocalipsis de zombis.

No todos los sueños son indicativos de realidades de la vida cotidiana. Son indicativos de la vida de la psique, en alguna parte de nuestra vida, nos estamos viviendo las situaciones así.

Comprender el lenguaje del sueño, nos ayuda  a aceptar que  es lo que nos pasa, y nos da indicios sobre qué podemos hacer para ayudarnos.

No sólo recordamos los sueños cuando despertamos, muchas veces su presencia nos sigue durante el día en la forma en que hablamos, como percibimos un lugar o una conversación, incluso como viven ciamos nuestras relaciones.

Puedes realizar el siguiente ejercicio: pon atención durante el día  en aquellos momentos en que estás haciendo algo o conversando con alguien y te llegue una sensación  deja vu (como si lo hubieses vivido antes), en ese momento lleva una mano a tu corazón y cierra los ojos, respira. Toma nota de las sensaciones corporales y los pensamientos que llegan a tu mente. Posteriormente los puedes anotar en un cuadernito que lleves contigo para ello.

Después de todo, las mejores ideas e invenciones han surgido de estos momentos de gran conexión con tu sabiduría interior.

Por ejemplo
La canción «Yesterday» de los Beatles , que escribió Paul MacCartney  y que ha sido tocada al menos 7 millones de veces en el siglo 20 , fue el resultado de un sueño que tuvo mientras se encontraba filmando «Help» en la casa de su familia en Londres.  El mismo nos cuenta:
“Me desperté con esta adorable tonada en mi cabeza. Pensé, “es estupenda” , me pregunto qué será? Había un piano al lado de la cama cerca de la ventana. Se levantó y empezó a tocarla, una cosa llevó a la otra, todo parecía tan fluido y natural. Me gustaba mucho la melodía, pero como la había soñado , no podía creer que la había escrito. Pensé, “No, nunca he escrito algo así antes”. Pero tenía  la melodía, esto fue mágico!”

Mary Shelly  se inspiró en un sueño muy vívido  para escribir su famosa novela “Frankenstein”
“Cuando  repose mi cabeza sobre la almohada, no me dormí  ni tampoco podría decir que lo pensé… más bien lo ví – con ojos cerrados, pero en una visión mental muy precisa – vi al pálido estudiante de corazones vaciados arrodillándose al lado de la cosa que había armado. Ví  el fantasma horroroso de un hombre  que había sido estirado, y luego bajo el portento de alguna máquina prodigiosa, mostraba signos de vida, sacudiéndose  torpemente y medio vivo. Aterrador debe ser; pero lo terrorífico sería el resultado de cualquier maniobra humana que tratara de imitar al Creador del mundo. “

Muchas de las Novelas de Stephen King tienen su origen en los sueños, por ejemplo «Dream Catcher». No tenemos conciencia de su recuerdo porque el lenguaje simbólico del sueño a veces es muy distinto, como otra frecuencia de radio, del que manejamos en la conciencia diaria.

Cada uno de nosotros tiene un código de sentidos, sentimientos, recuerdos e imágenes vivas asociadas con nuestra  experiencia  personal, familiar y colectiva.
Y cada nivel de experiencia tiene asociado  códigos sensibles que se comunican invariablemente con nuestra mente soñante. Sin embargo, aprender a sintonizar con ellos, con esta radio interior que nos trae avances y noticias sobre la vida del alma, nos permitirá emprender el día  desde otra luz, con otra mirada, más sabia y más atenta a la vida que tenemos y que nos rodea.

info@armonianatural.clwww.armonianatural.cl