Por Carlos Rivas Salazar 

Hubo una inundación, Juan se subió en el techo de la casa y rezaba para que Dios lo salvara, entonces pasó una lancha y le dijeron Juan sube y él respondió, no Dios va a venir a salvarme, pasó una segunda barca y Juan no se subió, finalmente se ahogó. Cuando llegó al cielo, le preguntó a Dios, ¿por qué no me salvaste? Y Dios le respondió, te envié dos barcas para salvarte y las rechazaste!

Dios nos ama, siempre envía personas, mensajes como este escrito, etc, para ayudarnos, desafortunadamente la gente quiere sólo el milagro, la varita mágica que resuelva los problemas o la enfermedad, sin hacer ningún tipo de esfuerzo o trabajo.

Cuando surge una situación o enfermedad, siempre encontramos un libro, escrito, película o persona que nos dice que hacer, como resolver la situación, todos esos mensajes son enviados por Dios, muchas personas están ciegas y sordas, no escuchan o entienden los mensajes, o sencillamente prefieren no escuchar esperando el milagro.

Dios nos facilita las respuestas, el milagro lo hace uno, con trabajo, dedicación, cuando se presenta una enfermedad como diabetes, problemas cardiovasculares, entre otros, que hacen los médicos, lo primero es revisar la alimentación, le dicen al paciente, debe comer sano, frutas, vegetales, evitar las grasas, sal, azúcar y carnes rojas, ahí está la mano de Dios a través del médico dando la solución, pero que hacen las personas, seguir con la misma vida, fuman, toman alcohol, comen de todo y cuando están al borde de la muerte le piden a Dios que les haga el milagro….señores deben poner de su parte.

En todas partes se publican a diario,  que las carnes rojas son dañinas, que ponen el PH del cuerpo ácido, ideal para que se creen bacterias y enfermedades, que la leche se debe evitar, que el cigarro mata, etc, pero las grandes industrias con sus costosos comerciales y publicidad convencen a las mentes débiles de seguir consumiendo azúcares, golosinas, bebidas y refrescos, y todo envasado con preservativos dañinos para el organismo y luego le pedimos el milagro a Dios.

Dios dijo, ayúdate que yo te ayudaré, debemos tomar consciencia de nuestra alimentación, la mejor medicina, incluso dicho por los médicos, es la prevención, la buena alimentación, ejercicio, meditar y evitar el estrés.

Estamos en esta reencarnación para aprender, toda la vida es un aprendizaje, debemos crear hábitos positivos, como el ejercicio, la meditación, con respecto a la alimentación, sabemos que el ser humano es un animal de costumbres, poco a poco se eliminan las carnes rojas, se comen vegetales, frutas, se modera la sal y la azúcar, se evitan las bebidas gaseosas, cigarro, alcohol, es todo un proceso, lento, pero seguro, después de acostumbrarse a comer sano, como somos animales de costumbres, les será muy difícil comer carnes rojas, no la soportaran, no le encontrarán sabor, todo es cuestión de costumbre….

carivas38@gmail.com