Por Patricia Gallardo e Isela Bustos

Matrix Maestra es un impresionante trabajo energético que debe ser experimentado por cada asistente a una sesión, dejándose sorprender por el increíble poder de la energía que ingresa al cuerpo semejando una ola, que incluso desequilibra y hace caer suavemente hacia atrás, esta alta energía disuelve rápidamente los problemas físicos, emocionales y/o psíquicos. Sin embargo Matrix Maestra® no se considera una terapia, ya que es factible de solucionar y ser aplicada en un amplio espectro de situaciones, tales como; asuntos laborales, relaciones personales, éxito, incremento de creatividad, afín con terapias holísticas como geometría sagrada, Reiki, homeopatía, acupuntura, etc.

Existe una amplia gama de posibilidades. Los Workshop son talleres, en donde los asistentes reciben individualmente varias aplicaciones de olas de energía de la matrix para solucionar sus problemas personales, los cuales en ningún caso deben decirlos en voz alta dentro del grupo. La anfitriona y Practitioner de la Matrix le ayudará a intencionar la energía y obtener resultados sorprendentes e inmediatos. La energía trabaja dentro de los cuerpos de la persona, por lo cual los resultados dependerán de las reales necesidades de cada uno y la disposición interna a su solución. La diferencia con otras técnicas está en el enfocarse en la solución y no en el problema, como lo hacen la mayoría de las terapias, donde se tiene que recordar o revivir el dolor para sanarlo. Este un trabajo potente y muy limpio.

«Es difícil poder mostrar en imágenes lo que es la Matrix Maestra, ya que no es algo que se vea, se trata de sentir y cada cual lo siente de diferente manera. Yo llegué a una sesión desde mi escepticismo analítico y me bastó una ola para darme cuenta que esto no era nada conocido ni explicable por la simple lógica cotidiana, por lo cual me adentré en buscar las explicaciones a la luz de la Física Cuántica y ya no me servían los físicos del colegio, ahora tenía que buscar los científicos contemporáneos que están en este momento haciendo experimentos y buscando respuestas.

Cuando recibes una ola, sientes dentro de tu cuerpo; entrar una energía nueva que produce cambios palpables dentro de tí, son sensaciones placenteras en todo caso, pero que sorprenden. Después de haber pedido cambios en tí cada vez que recibes una ola de energía, te vas bien de la sesión, pero la confianza que con ello vaya a cambiar algo es poca, pero no importa porque te sientes tan bien, sin embargo con los días empiezas a experimentar situaciones que te provocan asombro, empiezas a acercarte a lo que deseaste, hay cambios en tu vida y en un principio lo atribuyes a la coincidencia, pero si recibiste 7 u 8 olas y se manifiestan todas estas coincidencias, te das cuenta que hay algo raro, nunca has tenido tantas coincidencias positivas y empiezas a dudar, hasta que vuelves por una segunda sesión y te das cuenta que hiciste un hallazgo importante en tu vida.

Todos los que asisten a una sesión, te empiezan a buscar posteriormente para tener una segunda experiencia y hay quienes las quieren todos los días, otros se asustan, pero esperan un tiempo e igual se deciden a volver por más. Todo es muy personal por ello contar la experiencia es lo que más puede ayudar a que otro se de cuenta de que se habla, ya que ni siquiera personas que trabajan con terapias energéticas como el Reiki, pueden dejar de sorprenderse, sobre todo por lo simple y rápido.

Lo más simbólico es que cuando entra la energía dentro de tu cuerpo, te desestabiliza y te caes hacia atrás, a veces caes en trance y te duermes. En esto la política de la empresa es que no se muestren imágenes de momentos en que se está experimentando una situación tan personal, y se garantiza que no habrá imágenes de las sesiones, por lo cual las imágenes de este tipo son pocas, excepto las que hay en una de los vídeos que te envié, que hicieron dos terapeutas y que pidieron ser mostradas.»

 


energia.patrisela@gmail.com