Por Carlos Rivas Z.

Nadie sabe lo que tiene hasta que lo pierde, muy sabio ese dicho, las personas no están conscientes que la buena salud es algo natural y que se encuentra al alcance de todos. Simplemente hay que saber alimentarse.

Muchas personas no saben lo valioso que es tener una buena salud, se ocupan sólo de trabajar, viven para trabajar en lugar de trabajar para vivir, se estresan, están siempre con la ambición de tener cada día más dinero para comprar y tener más cosas materiales, y cuando pierden la salud, es cuando se dan cuenta de lo que dice el dicho, «Nadie sabe lo que tiene hasta que lo pierde», entonces gastan todo el dinero que acumularon en medicamentos y médicos….unas pocas personas, toman consciencia cuando están al borde del precipisio, cambian de trabajo, dejan de procuparse por tonterias y por el materialismo, y cambian su alimentación. Otros prefieren seguir haciendo todo igual, hasta que mueren, sólo para reencarnar y trabajar la misma situación de la vida anterior una y otra vez hasta que lo comprenden y lo sanan.

Es tan sencillo, todos los médicos cuando hablan con la persona que tiene el problema de salud, siempre repiten como un loro: Debe hacer ejercicio, comer frutas y vegetales, evitar las carnes rojas, azúcar, sal y grasas…. desafortunadamente todos los productos procesados poseen grasas, azúcar, sal, colorantes y preservativos, la solución, comer más frutas, vegetales y hortalizas frescas, es sencillo, todo es cuestión de acostumbrarse, el ser humano es un animal de costumbres, solo deben crear hábitos positivos.

El problema es que todo el mundo sabe que debe hacer, pero no lo hacen, se dejan llevar por la sociedad, por los anuncios publicitarios de comidas rápidas, refrescos y siguen siempre haciendo y consumiendo lo mismo, es como los fumadores que saben que el cigarro hace daño y que pueden morir, pero igual siguen fumando…a tomar consciencia, se puede tener mucho dinero y riquezas, pero de que sirve todo eso si no se tiene la salud para disfrutarlo…..

carivas38@gmail.com