Por Teresa Donoso

Antes de empezar, quiero pedir un minuto de silencio por la pizza de quinoa que me comí entera antes de poder sacarle una foto (la compartí con mi mamá, para ser justos). Creo que esta es la segunda vez en mi rol de blogger que me pasa que me emociono tanto con lo bien que funciona algo que me lo como sin pensar en que tengo que mostrarlo acá después. Bueno, al menos, déjenme decirles, valió la pena totalmente porque esta es la receta más fácil y más parecida a la textura real de masa que he probado. Lo mejor: tiene sólo 4 ingredientes todos veganos y sin gluten, todos fáciles de encontrar y puedes hacer una pizza saludable (o engañar a los más pequeños de la casa) y hacer que coman una fuente natural de hierro, proteínas, vitaminas y minerales. ¿Qué mejor? es un WIN WIN por donde se le mire    [por lo explicado antes, la foto que ven acá es la foto del blog original, y no me pertenece]

Esta receta la encontré en Oatmeal with a Fork, un blog que frecuento mucho exactamente por este tipo de recetas. En general nunca tengo taanta suerte, y casi todas las recetas tienen algún ingrediente clave que es medio difícil de encontrar acá, hasta que llegué a esta hermosura con pocos pasos y menos ingredientes aún! Asi que, amigo celíaco, amigo intolerante al gluten, amigo vegano, te invitaron a comer pizza? No desesperes! He aquí la solución a tus lamentos

Ingredientes: (para dos porciones medianas de pizza, o 4 porciones pequeñas)

  • 3/4 de taza de quinoa
  • 1/4 de taza de agua
  • 1 cucharada de aceite
  • 1 cucharadita de levadura seca
  • 1 cucharadita de sal

Direcciones:

  1. Lavar la quínoa y ponerla a remojar en agua por al menos 8 horas
  2. Al otro día, volver a enjuagarla y secarla bien
  3. Ponerla en un procesador de alimentos con todos los otros ingredientes y procesar hasta que todo quede molido
  4. Poner en un molde previamente aceitado
  5. Hornear de lado y lado por aproximadamente 15 minutos (por lado) o hasta que los bordes estén dorados
  6. Acompañar con lo que más te guste y servir!

Pueden confiar en mi veredicto de que esta pizza no durará en casa! No es sólo la mejor masa que he probado sin harina de trigo (no se quiebra, es esponjosa, no es chiclosa, no es dura, y todas las tragedias de las harinas sin gluten) sino que aparte aporta nutrientes esenciales a la dieta. No sólo amigable con tus amigos celíacos y veganos/vegetarianos, sino que también una receta ideal para aquellos mañosos que se lo comen todo siempre y cuando tenga un poco de ketchup y un poco de queso .

teresa@vegetarianoschile.cl
www.vegetarianoschile.cl