Por Renato Guerrero

El Munay Ki, es una transmisión energética de persona a persona que gracias a los Qeros, nativos de los Andes del Perú, posibilitan el acceso al reencuentro con tu ser y su sabiduría ancestral, conectándote de una manera armónica a el conocimiento chamanico que hasta hace pocos años se entrego a el «hombre blanco».
Esta transmisión energética ancestral ayuda a sanar heridas karmaticas, activa tu campo energetico toroidal, activa y limpia tus chakras. Se entregan métodos de trabajo con animales de poder, con los elementales de la Tierra y ayuda a la conexion con el Cosmos desde la cosmovisión chamanica.
Es una herramienta de empoderamiento para estos «tiempos» de cambios.
Al tener los ritos en ti, podrás también compartirlos después de ciertas practicas que se deben realizar.
El chamanismo es un camino de VIDA, un desafío y un honor.
Este desafío es la misión que implica el ser parte de estos ritos, convirtiéndote en un guardián de la Tierra y recordando tu legado ancestral.

Munay es una palabra que proviene del idioma Quechua de Perú y significa EL PODER ABSOLUTO DEL AMOR.

Las antiguas profecías de los pueblos originarios hablan de un nuevo ser humano en el planeta: aquél que vive libre de miedo y reside en su naturaleza trascendental. El Munay-Ki contiene los códigos de este nuevo ser humano. Dichos códigos son entregados a través de «transmisiones o iniciaciones energéticas», en forma de «semillas», siendo labor y responsabilidad de cada quien germinarlas, crecerlas y actualizarlas.

Munay ki significa en este contexto de 9 rituales desde la iniciación de los códigos de Munay Ki que vas a recibir durante la práctica para convertirte en una persona llena de sabiduría y poder, que vive a través de una constante comunicación con el amor en el corazón, siempre conectada a un gran todo, la fuente de toda la vida y del amor.

Los nueve ritos del Munay-Ki han sido transmitidos en el mundo y ha pasado de generación a generación dentro de las tradiciones chamanicas, con diferentes estilos por distintas culturas. Los ritos encuentran su origen en los grandes ritos iniciáticos del Valle del Indo y fueron traídos a las Americas por los primeros hombres y mujeres de medicina que cruzaron el Estrecho de Berín durante la era glacial hace unos 30,000 años. Estos valientes viajeros son conocidos como los Laikas: Guardianes de la Tierra del presente, pasado y futuro.

«Los Laikas siempre han sido hombres y mujeres ordinarios viviendo vidas extraordinarias».

No es que nazcan con atributos espirituales especiales sino que, a través del rezo, del estudio de las tradiciones de sabiduría o Revelaciones y de la disciplina, adquieren su gracia y poder. Algunos de ellos se convierten en reconocidos sanadores o líderes, mientras que otros eligen vidas apacibles, se dedican a criar a sus hijos y al cultivo del maíz. Ellos han sabido siempre que la gente buscaría el Munay-Ki cuando estuviera lista y sintiera el llamado para hacerlo.

Muchos de nosotros hemos sentido este llamado del Espíritu y hemos anhelado hacer una diferencia en el mundo en el que vivimos. Cuando nos acercamos al camino de Los Guardianes de la Tierra con una intención sincera y el corazón abierto, notamos rápidamente que no estamos solos. Nos encontramos en la compañía de personas afines que aspiran a llevar vidas inspiradas por la ética y la visión.

Los códigos de Munay- ki son códigos energéticos que recaen sobre un campo luminoso, en tu cuerpo de luz son transportados como semillas.
Conforme recibimos el Munay-Ki nuestros chacras se aclararan y vamos adquiriendo lo que los Laikas conocen como el Cuerpo de Arco Iris.

Esto sucede cuando nuestros chacras irradian su luz original. Recordemos que cada chacra tiene un color y cuando todos brillan en su color original emiten los colores del arco iris. Cuando nuestros chacras han sido «ensuciados» por traumas pasados, de esta u otras vidas, nuestro el aura adquieren un tono grisáceo y nuestros charcas se vuelven «albercas de desperdicio» psíquico. Una vez que adquirimos el Cuerpo de Arco Iris, los Guardianes de la Tierra pueden conectarse con nosotros porque reconocen que tenemos un llamado y visión en común. Cuando esto sucede y si hemos desarrollado la habilidad de ver el mundo invisible, podemos discernir las formas físicas de estos seres luminosos.

Los códigos Munay Ki son aquellos que transforman tu colorido y rico campo de energía en algo agradable y lleno de Amor. Un Amor más inmenso, luminoso, poderoso y de otra intensidad.
Y es a través de eso que se realiza una gran transformación.

sonidosmedicina@gmail.com