¿Cuál es su connotación espiritual?
¿Cuál es la clave de las meditaciones de plenilunio?
¿Qué debemos fomentar y qué evitar durante ese período?

Cuando los rayos del Sol inundan plenamente a la luna se anulan sus influencias astrales. En el tiempo del plenilunio, todos nuestros campos energéticos FISICO-ETERICO-EMOCIONAL y MENTAL,  que esotéricamente también se llaman cuerpos lunares, se apartan de la fuerte influencia directa de la luna, y es en ese momento que tenemos la oportunidad de irradiar nuestra Luz Interior a través de ellos, liberando las energías superiores las cuales penetran entonces en la atmósfera humana, sirviendo voluntariamente como sus canales consientes.

En la época de la luna llena se abre una ventana espiritual entre la Humanidad, las Jerarquías Blancas y Shamballa (ángeles superiores, energías superiores, cielo), derramando sobre la tierra un río de Luz, Amor y Poder cargado con Impresiones Divinas.

En Oriente esta práctica es milenaria, y a finales de la segunda guerra mundial llegó a Occidente impartida por las Jerarquías espirituales, para fomentar el espíritu de Unidad en la Humanidad, y recordarnos que la Jerarquía espiritual existe y permanece atenta a nuestras necesidades necesidades.

En la época de Luna Llena, nuestro corazón deberá abrirse con espíritu de INVOCACION, para que las energías circulen dentro de nuestro ser, con nuestra aceptación consiente, produciendo así un efecto transformador de nuestra naturaleza.

La clave de las meditaciones en Luna Llena es la comunicación y está sin duda es la clave de la evolución consiente.

La meditación nos enseña cómo comunicarnos con nuestras Almas, con las almas de los demás, con nuestro Maestro Interno, con la Jerarquía Espiritual, con los Centros de Luz, y de alguna manera como extender nuestra comunicación hacia los centros extra planetarios.

 

Durante la fecha de plenilunio se sugiere:

  • Meditar al menos 15 minutos de meditación en el horario exacto, o en su defecto durante el día del plenilunio de cada mes.
    • Mantenernos alineados en la LUZ, el AMOR e irradiar mayor ALEGRIA, para convertirnos en canales puros de las energías Divinas
    • Evitar en lo posible el estímulo de nuestra mente inferior es decir conversaciones o discusiones que nos lleven a inconvenientes superficiales.

 

¿Cómo se trabaja con los plenilunios?

Cada período de Luna Llena se divide en siete días, TRES días antes de la Luna, el DIA del plenilunio y TRES días después de la Luna Llena.

LOS TRES PRIMEROS DIAS antes del plenilunio se llaman días de PREPARACION. Estos días deberán observarse con espíritu de renunciamiento y desapego, estos son medios para ahorrar y acumular energía, aclarar nuestra visión de la vida, y corregir nuestro alineamiento y nuestras relaciones.

  • EL PRIMER DIA:Se llama día de la CONFIANZA, y en él debemos llenar nuestro corazón con la confianza de que CRISTO (Cristo interno, o sentimiento de Amor Universal) y de la afirmación de que la Jerarquía Espiritual existe, y de que en todo hombre existe la Chispa Divina.
  • EL SEGUNDO DIA:Se llama día de ASPIRACION, y nuestro campo emocional se eleva a un nivel altísimo de Sensibilidad, belleza, adoración, veneración y admiración por la Luz Divina.
  • EL TERCER DIA:Se llama día de DEDICACION, y en él, el campo mental se cargará con energía volitiva, Extendiéndose hacia los valores trascendentales.
  • EL CUARTO DIA:Es el día del Plenilunio, el día de CONTACTO. Este se extiende durante doce horas (12 hs.) 6 horas antes y 6 horas después del plenilunio. Siendo el punto más elevado de contacto el
    horario exacto del plenilunio. En este momento es importante tomar
    una decisión solemne de que todas las energías que ingresen se usarán para el cumplimiento del Plan y para la elevación de la Humanidad en su conjunto. El contacto es con el FUEGO SAGRADO con las JERARQUIAS ESPIRITUALES y con “EL CENTRO DONDE LA VOLUNTAD DE DIOS ES CONOCIDA (Shamballa).

Este es el momento en el que se nos da la oportunidad para expandir Nuestra conciencia, haciendo contacto con nuestro Ángel Solar y nuestro Maestro Interno.

LOS TRES ULTIMOS DIAS: Los días de DISTRIBUCIÓN Y PARTICIPACIÓN.

  • EL QUINTO DIA: Se llama día de REGISTRO. Las energías con las que se tomó contacto descienden lentamente en nuestro cuerpo mental, en nuestra personalidad, y allí comenzamos a reconocerlas.
  • EL SEXTO DIA:Se llama día de ASIMILACION, cuando las energías que han penetrado en nuestros cuerpos inferiores causan la transmutación, transformación y transfiguración de cada átomo, célula y electrón.
  • EL SEPTIMO DIA:Es día de IRRADIACION, las energías Superiores recibidas, se irradian hacia el medio ambiente, a través de todas nuestras relaciones, nuestra Comunidad, Nación y a toda la Humanidad.

 

PASOS DE LA MEDITACION DE PLENILUNIO

ALINEAMIENTO
1. De nuestros cuerpos inferiores: físico-emocional-mental, con nuestro Ángel Solar.
2. Con los Maestros y Guías que nos asisten. Las Jerarquías Blancas
3. Con todos los Servidores de Buena Voluntad en todo el Mundo.

VISUALIZACION: Visualizamos el Planeta envuelto en una Red de Luz.

INVOCACION: Recitamos el o los MANTRAMS a elección, incluyendo siempre “La Gran Invocación”.

EVOCACION: Visualizamos el Planeta envuelto en Luz, nos ofrecemos como canales de irradiación de la Luz para toda la Humanidad. Podemos utilizar un pensamiento simiente.

FINALIZACION: Luego de 15 minutos de Silencio Interior, retornamos a la conciencia de vigilia. Agradeciendo la asistencia recibida.

 

MANTRAS QUE SE PUEDEN UTILIZAR

“Mantra del Nuevo Grupo de Servidores del Mundo”

Que el Poder de la Vida Una afluya a través de todos los Grupos de verdaderos Servidores.
Que el Amor del Alma Una caracterice la vida de todos los que tratan de ayudar a los Grandes Seres.
Que cumpla mi parte en el Trabajo Uno, mediante el olvido de mí mismo, la inofensividad y la correcta palabra.

“Mantra de Unificación”

Los hijos de los hombres son uno y yo soy uno con ellos.
Trato de amar y no odiar. Trato de servir y no exigir Servicio.
Trato de curar y no herir.
Que el dolor traiga la debida recompensa de Luz y Amor.
Que el alma controle la forma externa, la vida y todos los acontecimientos.
Y traigan a la Luz, el Amor que subyace en todo cuanto ocurre en esta época.
Que venga la visión y la percepción interna.
Que el porvenir quede revelado.
Que la unión interna sea demostrada.
Que cesen las divisiones externas.
Que prevalezca el Amor. Que todos los hombres amen.

 

“La Gran Invocación”

Desde el punto de Luz en la Mente de Dios,
Que afluya Luz a las mentes de los hombres,
Que la Luz descienda a la Tierra.

Desde el punto de Amor en el Corazón de Dios,
Que afluya Amor a los corazones de los hombres,
Que Cristo retorne a la Tierra.

Desde el Centro donde la Voluntad de Dios es conocida,
Que el propósito guie las pequeñas voluntades de los hombres.
Propósito que los Maestros conocen y sirven.

Desde el Centro que llamamos la Raza de los Hombres
Que se realice el Plan de Amor y de Luz y
selle la puerta donde se halla el mal.

Que la Luz, el Amor y el Poder restablezcan el Plan de Dios en la Tierra

“Que así sea, porque así es, porque así será por los siglos de los siglos, Amen”.

Si al finalizar la gran invocación permanecemos en silencio y vienen a la mente, frases o palabras, prestemos atención, ya que es el momento preciso en el que nuestra alma, debas o jerarquías espirituales nos harán llegar las claves a seguir en el mes que transcurre después del plenilunio.

Es una experiencia sutil y que nos dejará mucha tranquilidad.