El yoga es una actividad milenaria y que trabaja sobre la mente y el cuerpo. Esta técnica constantemente se está renovando constantemente, lo que hace que se sumen más segmentos de la población a practicarlo, de acuerdo a sus necesidades. Es así como a los tradicionales sistemas como el hatha yoga, o el ashtanga yoga, han ido surgiendo otros como es el caso del yoga aéreo. Este corresponde a movimientos y posturas que en una especie de hamaca que combinar técnicas de la gimnasia aeróbica, del circo y de artes aéreas. Una actividad innovadora y que tiene muchos beneficios para la salud y el mejoramiento del organismo.

Funcionamiento

El yoga aéreo o aeroyoga se trata de una disciplina donde se realizan posturas y ejercicios similares a los del yoga tradicional, mezclado con un poco de Pilates, pero colgando en cintas. Estas se amarran a algún soporte (queda una especie de columpio). En esta especie de columpio se pueden llevar a cabo acrobacias al estilo circense con posturas que tonifican el cuerpo. Las mallas pueden contar con manillas para afirmarse y llevar a cabo los ejercicios. Además funciona como un excelente tratamiento de belleza. Además del columpio se pueden usar otros implementos, como pesas, etc.

Con el yoga aéreo el cuerpo se relaja y los músculos se trabajan constantemente. El cuerpo logra combatir contra la gravedad realizando posturas que en principio son difíciles de lograr, por estar en el “aire”. Este yoga incrementa el flujo de la sangre en la cabeza y en los capilares faciales, lo que le otorga una mayor belleza a la cara además de mejorar el funcionamiento del cerebro. La belleza también emerge ya que los folículos pilosos del cuero cabelludo reciben mayor cantidad de oxígeno y otros nutrientes. Además de las mallas se pueden utilizar los llamados columpios own gym, creados por Sarah Kelleth, y que pueden ser importados desde Estados Unidos.

¿Qué beneficios tiene?

El yoga aéreo así como otros tipos de yoga es muy efectivo para mantener en salud al organismo. Además se trabajan muchos músculos por lo que hace bien practicarlo. La salud mejor en general, debido al acondicionamiento físico y a que se estimula de manera interna el cuerpo, mediante las posiciones invertidas. El yoga aéreomodela el cuerpo y le otorga una mejor flexibilidad, especialmente por los trabajos de tonificación y los estiramientos.

Este tipo de yoga hace uso de columpios, y el columpiarse ayuda a relajar, reduce los síntomas de estrés, lo que hace que disminuyan las tensiones. Al realizar este mecanismo se trabaja el centro de estabilidad, lo que fortalece para ir cambiando e innovando en nuevas posturas, quizá más complicadas. En caso de tener celulitis, es bueno para reducirla. Las posturas invertidas mejoran el sistema circulatorio, logran que sea transportada más sangre a la cabeza, lo que despeja la mente y el cuerpo se oxigena mejor. Los problemas en la circulación mejoran, debido al efecto de drenaje linfático, generado por tener las piernas elevadas en el columpio. El yoga aéreo puede aliviar los dolores de espalda y de otras partes del cuerpo. Mejora la movilidad y la postura de la columna. Mejora la capacidad cerebral y purifica más la sangre. El estado de ánimo mejora tras los ejercicios, pues relaja e incluso ayuda a dormir mejor.

sanoynatural.cl