Por Patricio Ogino Altamirano
(Zen Shiatsu Practor e Instructor de Aikido)

Podemos encontrar diversas definiciones sobre que es el zen shiatsu. El ministerio de salud del gobierno japones define: “La terapia Shiatsu es una forma de manipulación aplicada con los pulgares, los dedos y las palmas de las manos, sin ayuda de instrumento alguno, mecánico u otro, para ejercer una presión sobre la piel con vistas a corregir trastornos internos, promover y conservar la salud y tratar determinadas enfermedades”.

A primera impresión, no apreciamos claramente que diferencia al shiatsu del masaje propiamente tal.

Nosotros lo occidentales conocemos lo que popularmente llamamos masaje. Simplemente es cualquier tipo de frotación de la piel y los músculos, realizada con las manos, con vistas a relajar, tonificar o descontracturar la musculatura, mediante manipulaciones mecánicas.

Si bien el Shiatsu (shi: dedos y atsu: presión en japonés) utiliza las manos y específicamente los dedos como herramientas principales, las presiones tienen como fin, ingresar calor a través de los músculos, hacia los canales de energía (meridianos o sistemas de canales energéticos del cuerpo humano) y mediante este estimulo, re establecer o armonizar el flujo.

Según la medicina del extremo oriente (MEO), los síntomas de los desequilibrios en el estado de salud que experimentamos, se deben a una irregularidad en el flujo de las energías en el cuerpo.

A modo de ejemplo, tomemos un síntoma concreto que sufrimos comúnmente, un dolor lumbar (lumbago). Una de las causas del lumbago, puede ser debido a la contractura de los musculos de esa zona, por un sobre esfuerzo o incorrecta ejecución de la flexión de la espalda, los cuales a su vez oprimen los nervios asociados, generando la respuesta de acuso de recibo en un dolor en esa zona.

Una de las posibles causas según la MEO, podría ser un desequilibrio de la energía del canal energético del sistema renal (riñón-vejiga). Un tratamiento según el shiatsu consistiría en realizar presiones y estiramientos a lo largo de dicho canal el cual podría estar alterado.

El protocolo para estimular y armonizar este sistema, considera la presión de los músculos dorsales paravertebrales (próximos a la columna vertebral), ya que en la profundidad de estos, está ubicado el canal energético de la vejiga. Presionando desde la altura de los hombros (vertebras dorsales) hasta la altura de las caderas (vertebras lumbares) se estimula todo el canal energético de la vejiga ayudando a la energía del riñon a equilibrarse, ya que ambos órganos son complementarios en sus funciones.

El Shiatsu tiene un carácter eminentemente preventivo. De esta manera el Shiatsu Practor asesora al consultante, dando indicaciones para el autocuidado y entregando una rutina de ejercicios de yoga de meridianos (Makko Ho en japonés), para la mantención personal en casa.

A cuidad el flujo del Ki!!!!!

www.zenshiatsu.cl