Cuando hablamos de la ausencia de un orgasmo femenino, nos referimos específicamente a la anorgasmia. Se trata de un tipo de disfunción sexual, la cual se produce bajo una estimulación adecuada y una fase de excitación normal. En pocas palabras, en la anorgasmia hay deseo sexual y la relación íntima se encuentra bien establecida y se puede disfrutar haciendo el acto sexual, sin embargo, la mujer no puede conseguir llegar al orgasmo; por lo tanto, no puede dar por culminado el acto sexual. Dentro de las dificultades sexuales del orgasmo femenino, la ausencia del mismo termina siendo uno de los más comunes.

Cada mujer debe experimentar un orgasmo al momento en que lo desee. Al no suceder de este modo, es claro que ellas no disfruten el sexo, lo cual, puede desencadenar una serie de problemas de índole sexual y de pareja que deben ser atendidos con el paso del tiempo. ¡Sigue leyendo y entérate de todo lo que necesitas saber!

 

¿A QUÉ SE DEBE QUE UNA MUJER NO PUEDA EXPERIMENTAR UN ORGASMO?

No se trata de que la mujer tenga un problema o en su defecto lo tenga su pareja. Puede que, sencillamente nunca haya experimentado un orgasmo como tal, o que, lo haya dejado de tener en determinado momento. También, se da el caso en que simplemente alcanza un orgasmo cuando se cumplen determinadas situaciones. De hecho, existen muchas mujeres que solo logran el orgasmo mediante la masturbación o estimulación directa del clítoris. Para poder alcanzar el tan ansiado clímax, tiene que existir una conexión entre mente y cuerpo; así como con la pareja.

En un orgasmo femenino, el 95 % de los casos de anorgasmia tiene como principal causa el factor emocional y psicológico, el otro 5 %, deriva de causas orgánicas. Entre las causas orgánicas se pueden mencionar los problemas en los músculos vaginales, también pueden intervenir enfermedades crónicas o de origen neurológico, endocrino o ginecológico; así como también, aspectos genéticos o de la edad, los cuales están asociados en algunos casos con el consumo de sustancias o drogas.

Muchas veces, la cultura y la sociedad pueden jugar un papel de gran importancia en un orgasmo femenino, puesto que, la sociedad se ha encargado de estigmatizar la actitud que una mujer debe tener frente al sexo, pues genera sentimientos de culpabilidad o vergüenza por ser partícipe del acto sexual; incluso, cuando no se tiene la información suficiente sobre el sexo se puede desarrollar anorgasmia, convirtiendo al sexo en una actividad aburrida.

 

SI NOS CONOCEMOS COMO MUJERES, PODEMOS DETERMINAR LAS CAUSAS DEL PROBLEMA

El estrés, la ansiedad o la depresión pueden influir negativamente en la libido de una persona, así como en la presencia de un orgasmo.  Puede que la mujer sienta frustración por no decir que culpabilidad al auto exigirse y no conseguir el clímax deseado en el sexo. Muchas mujeres, también se pueden sentir presionadas por sus parejas y esto termina repercutiendo en el autoestima de ella, teniendo graves consecuencias directamente en la vida sexual por culpa de las inseguridades y miedos.

Es muy importante que la mujer se conozca a sí misma y sea consciente de aquello que le gusta o disgusta. Es importante mantener una buena comunicación con la pareja y dejar a un lado cualquier incomodidad al comentar y hablar sobre el problema. Una buena comunicación puede guiar a la pareja a lograr un orgasmo placentero a través de una mayor estimulación. Este tipo de problemas conversacionales, se pueden llevar al terreno del sexo sin restricciones; de no hacerse de este modo, se puede destruir todo tipo de química que exista en la pareja. Para poder solucionar la anorgasmia y disfrutar del sexo el primer paso, sin lugar a duda, es conocer las causas.

 

SUPERANDO LA ANORGASMIA Y DISFRUTANDO MÁS DE UN ORGASMO

Existen muchas maneras de disfrutar del sexo. En tiempos anteriores este era un tema bastante tabú, por lo que, se evitaba formar parte de las conversaciones entre personas que hablaran de ello.  Sin embargo, en la actualidad cada vez hay menos prejuicios al respecto y se habla de una manera libre y natural sobre el tema. De por sí, en toda relación de pareja, el disfrute sexual es algo sumamente primordial para la estabilidad emocional. De hecho, entre muchas parejas existe la idea de no sentirse completas, si el caso es que durante el acto sexual no pueden alcanzar un orgasmo. Recordemos que, el principal objetivo de compartir momentos íntimos es el placer. Si una mujer sufre de anorgasmia, la misma está desperdiciando uno de los mayores placeres que se puede experimentar en la vida.

Es cierto que, la ausencia de un orgasmo femenino afecta de forma severa la estabilidad psicológica de la mujer, pero no hay que darse por vencido pues es un mal que afortunadamente tiene solución. En caso de que una mujer experimente los síntomas de la anorgasmia, no debe dudar en pedir ayuda a un profesional, ya que este la orientará para descubrir la principal causa de dicha disfunción y así poder tratarlo con eficacia.

Se puede recibir terapia sexual de manera individual o en compañía de la pareja, ya que este último termina jugando un papel muy importante. Además, el apoyo del mismo determina que el tratamiento tenga éxito. La sexualidad de una mujer depende únicamente de ella y es por ello que, tiene que aprender a vivirla y disfrutarla plenamente. Recordemos que, el sexo tiene su ciencia.

elartedesabervivir.com