Por Raimundo Silva
Life Coach

Quiero compartir una herramienta que me ha servido muchísimo para andar más tranquilo y sonriente x la vida. La desarrollé sin ningún rigor científico, sino a partir de mi experiencia personal con aquellas cosas que no son como “deberían ser”, algunas que son como yo no quisiera, y otras tantas que no tengo ni idea de cómo serán, porque no tengo el control de todo.

No importa cuánto esmero pongamos para que las cosas resulten de una manera determinada, siempre habrá un margen de error, variables que no manejamos, o bien la posibilidad de que las cosas tomen un rumbo no esperado. Un ejemplo cotidiano de eso es cuando tratamos de coordinar mil temas en una mañana, haciendo que todo calce para optimizar los tiempos, pero de pronto sucede algo que nos desajusta el cronograma, colapsa el plan, lo pasamos mal y nos estresamos innecesariamente.

El calmante se llama “EAP” (Estar Abierto a las Posibilidades). Se trata básicamente de tener una mentalidad flexible, una actitud positiva que no cambia los hechos, pero sí nuestras interpretaciones de ellos, y por ende no afecta nuestro estado de ánimo. Es aprender a fluir en el presente, aceptando en paz las circunstancias tal cual se están dando, de modo que sea posible soltar los resultados sin que eso signifique un drama, sino un simple giro de timón.

Sólo prueben lo que se siente no alterarse de más cuando las cosas no funcionan de acuerdo a lo esperado. Es un paso notable de la apertura de conciencia que mejora nuestra calidad de vida y la de quienes nos rodean.

 

La herramienta que te permitirá vivir más tranquila y feliz