¿Te has dado cuenta de que existen personas que siempre tienen una actitud positiva? Ese tipo de personas que, cuando estás con ellas, parece que te recarguen las pilas y te llenen de energía positividad. Hoy, hablamos de los rasgos de esas personas que transmiten energía positiva.

A continuación, te menciono cuáles son los rasgos más frecuentes entre las personas que transmiten energía positiva. Como podrás comprobar, son rasgos fáciles de identificar y que te ayudarán a localizar a este tipo de personas.

SON PERSONAS EXTROVERTIDAS
La primera característica que comparten las personas que transmiten energía positiva es que son extrovertidas. Es decir, su energía positiva no se da en todo lugar y momento, sino que necesitan ese contacto con las demás personas para sentirse bien.

Esto quiere decir que, en el momento en el que están solas, su comportamiento no tiene por qué ser demasiado distinto al que tiene cualquier otra persona. Sin embargo, la diferencia se nota cuando sí están en contacto con otras personas.

SONRÍEN MUCHO
Las personas que transmiten energía positiva tienen otra característica común, y es la de sonreír mucho y con facilidad. Y esto, que podría parecer fácil, lo cierto es que no es muy habitual. Hay muchísima gente que evita sonreír, ya sea por vergüenza de su sonrisa o porque no es su forma de ser.

Como las personas que transmiten energía positiva tienden a sonreír con facilidad, en primer lugar, a los demás nos parecen mucho más agradables (para eso sirve la sonrisa, al fin y al cabo), y, además, se nos contagia la sonrisa, puesto que con ésta sucede algo parecido a lo que pasa con el bostezo.

Y, por último, conviene recordar que, cuando sonreímos, aunque en ese momento no nos estuviésemos sintiendo demasiado bien, el cerebro libera endorfinas y dopamina, por lo que pasas a sentirte un poco mejor.

SON HONESTAS
Este punto es importante. Hay algunas personas (los profesionales de las ventas, por ejemplo) que saben fingir la felicidad y la positividad. Sin embargo, siempre nos queda esa sensación de que esa felicidad y buen sentimiento no estaba siendo genuino.

Con las personas que transmiten positividad no sucede así. Se nota que su buen humor es genuino y que son honestos tanto cuando están contentos como en los momentos puntuales que no lo están. Y por eso nos parecen mucho más atractivas e importantes.

DISFRUTAN Y VALORAN EL BUEN HUMOR
Muchas personas, cuando encuentran algo que les hace sentir bien, tratan de guardárselo para ellas, como si la fuente de ese bienestar pudiera acabarse. Las personas que transmiten energía positiva no son así.

Las personas que transmiten su positividad se sienten mejor cuando comparten las fuentes de alegría con los demás. Es decir, son personas que intentan que las demás personas también se sientan mejor.

TRATAN DE PROSPERAR, NO SE ESTANCAN
En general, las personas que transmiten energía positiva tienden a intentar prosperar, sin quedarse estancados. Esto no suele ser por una ambición dirigida hacia algún punto concreto, sino porque, de lo contrario, sienten que no están creciendo personalmente.

Es decir, los nuevos proyectos, para una persona positiva, no son sino un reflejo en el mundo real de los procesos de evolución personal que están llevando a cabo en su interior. Se trata de un optimismo vital que, lógicamente, se transmite a los que hay alrededor.

VEN EL VASO MEDIO LLENO
Naturalmente, las personas positivas se centran en el lado positivo de las cosas. Pero esto, que parece una obviedad, va un pasito más allá. No solo se centran en el lado positivo, sino que tratan de mostrárselo a los demás.

Es decir, cuando le cuentas un problema a una persona positiva, rápidamente ésta busca los aspectos positivos y te los muestra, “obligándote” a que te centres en ellos, en lugar de en los positivos.

NO SON PREJUICIOSOS CON LOS DEMÁS
Por último, las personas que transmiten energía positiva tienden a ser personas sin prejuicios. Naturalmente, esto no es del todo así, todos tenemos prejuicios que nos ayudan a vivir. Pero, en el caso de las personas que transmiten energía positiva, resulta complicado encontrar prejuicios negativos sobre tal o cual forma de vida.

Esto tiene un efecto secundario muy importante, y es que no discriminan a la hora de transmitir su felicidad. No tienen ningún tipo de problema en tratar de hacer feliz a una persona que no conocen de nada. Incluso en los casos en que una persona no es especialmente de su agrado, si ven que está en una mala situación, tratarán de ayudarla.

Como ves, los rasgos de las personas que transmiten energía positiva son muy claros. Y nuestra recomendación es que, si no puedes asumirlos tú mismo, trates de encontrar personas que tengan estos rasgos para que te aproveches de su positividad.

Prueba a hacer nuestro Test de autoconocimiento para saber algo más de ti.

www.psicoactiva.com