Por Delia Serrano

Todo lo que escribo aquí me viene dado por la energía de la Vida, hace unos años descubrí que la escritura era algo más que simples palabras, que con ella podíamos ser capaces de crear Nuestra Propia Vida, del mismo modo que lo hacemos con los pensamientos.

Al nacer mi pequeña, la vida me embarca en una nueva aventura llena de energía Pura y Creativa, dándome cada día nuevo, diferentes comprensiones de lo que había vivido a lo largo de los años antes de ser Madre, por eso siempre digo que mi Vida Empieza con el Nacimiento de mi pequeña, porque es cuando realmente soy consciente de todo lo que he vivido y su significado.

Siempre se ha dicho que todo tiene un porque en esta vida, para mí realmente no es un porque es un motivo, el termino de las palabras que se utilizan es importante porque cada una de ellas tiene su propio significado aunque nosotros les demos el nuestro y aquí vienen los matices de las palabras, pero energéticamente es una manera y coloquialmente es otra muy diferente.

Las palabras fueron creadas para expresarse ((expresar-ser) es expresar el SER), para comunicarse ((comunicar-ser) comunicar con el SER), para ello hay que utilizarlas correctamente, es una herramienta más que se nos ha dado por derecho propio, una o varias personas en la antigüedad decidieron crear todo un vocabulario de palabras para que ahora nosotros podamos hablar, escribir y comunicarnos. Las palabras al igual que los Seres Humanos fueron Creadas, Sanas, Puras sin carga energética, Una Palabra un Significado, sin más.

Hemos sido nosotros mismos los que les hemos dado vida uniendo las palabras a una energía determinada creada por nosotros mismos, y esa energía permanece enlazada a la palabra, y las personas que realmente sienten la energía también son capaces de sentir la energía de la palabra, y os puedo asegurar que cambia muchísimo una palabra escrita o dicha con una energía blanca a expresarla con una Energía cargada de negatividad, porque realmente la palabra no hiere, lo que hiere es la persona que lo dice o la energía que genera.

Hay muchas palabras que han sido cargadas automáticamente de energía muy fuerte, energía desgarradora…

Para que os hagáis una idea de lo que  quiero expresar, un bebe, un niño puro cuando nace no conoce la energía de la palabra, por ello la palabra con ellos es SANA, da igual la palabra que diga siempre es positiva, inocente, ingenua… son ellos quienes tienen la posibilidad de SANAR las palabras cuando son pequeños.

Pero por supuesto no queremos que aprendan palabras FEAS, feas porque nosotros las hemos hecho así, las hemos convertido en insultos o cargado de una energía negativa.

Cuando Amas la Palabra,  y la Expresas con Energía SANA llega de diferente manera al Receptor, esto es muy importante. Me refiero a energía SANA, para mí es aquella que no tiene malicia, que viene dada desde el amor incondicional, de la pureza de la energía limpia y blanca.

www.sanacionnatural.net