Por Marangels

Cuando ya has transitado por muchos caminos y te sigues encontrando una y otra vez en una encrucijada, es hora de volver a casa, es una oportunidad de oro para volverte hacía ti, hacia tu interior y abrir la puerta que te lleva directo al recuerdo del Ser, de Quién eres, y de tu verdadera identidad.

No hay que poner más esfuerzo en cambiar nada, no tienes ya que perfeccionarte, ni adquirir mas conceptos para ser algo, y puedes soltar desde ya, los intentos para cambiar el mundo; con sólo tu voluntad de querer ver las cosas de otra manera, tu mirada dispuesta, amable y paciente, y unida a una Voluntad mayor que es la que nos llama una y otra vez a retornar, será la llave perfecta para abrir esa puerta que creías cerrada.

Nuestra estancia en el mundo es para recordar el Amor que soy, si así no me vivo es que me he confundido y me he olvidado.

Vamos a volver una y otra vez a la mirada amorosa que necesito sentir y expresar para recordar que el Ser que soy está siempre disponible para mí.

La base es la honestidad contigo mismo, y la humildad de aceptar que no sé como hacerlo por mi cuenta y que me abro a la guía de mi verdadero Ser. Si esto te resuena, estas en el instante preciso para que todo cambie.

Voy a recordar que el ego, el pensamiento programado de separación, está al acecho siempre, evidentemente no quiere dejar de ser el protagonista, pero si mi voluntad por pequeña que sea está dispuesta, esto abre directamente la puerta a esa Voluntad que todo lo abarca y todo lo sostiene.

En este caminar juntos, solo vamos a perder el miedo, pero ¿quién todavía está dispuesto a vivirse limitado por una falsa identidad?, seguimos, no voy solo, jamás el Amor me abandonó, solamente me despisté y me olvidé de que pertenezco a la Unidad indisoluble de Dios.

El tiempo es mi aliado ahora, por lo que ya no hay tiempo que desperdiciar.

El cuerpo y la identidad ilusoria, me sirven también para mi objetivo, despertar al Ser. Todo me sirve, las relaciones, las situaciones, todos los escenarios que me he pintado exclusivamente para mi. Ya no me sirve echar balones fuera, ya se que todo forma parte de los contenidos de mi mente, puedo distraerme, pero ya sé ahora donde está la Elección.

Hacemos un salto cuántico, nos ahorramos miles de vidas, no hay necesidad de más sufrimiento.

¿Quieres?, estás dispuesto?

Vamos juntos, no vas solo, no vamos solos. La Voluntad que nos llama está presente en este camino.

Caminando al Despertar

caminandoaldespertar.com